Innovación y crisis van de la mano. ¿Alguién lo duda?


A la atención del emprendedor:

¿En cuantas ocasiones, cuando habéis acudido a presentar o proponer vuestros servicios, habéis escuchado “Ahora no es buen momento para asumir ese gasto, estamos en crisis”. Son palabras que retumban en la mente de la mayoría de emprendedores  y ante las que  difícilmente se nos ocurre una buena respuesta. Pues la hay, vaya si la hay.

Para empezar, deberíamos corregir a aquel que habla de “gasto” cuando se refiere a innovar. Porque no todo lo que cuesta es gasto, y en todo caso la innovación debería entenderse como inversión o  apuesta – con cierto riesgo, es verdad – pero sólo el que arriesga gana, y ahora es el momento de ganar… o estancarse y perder para siempre.

Desde hace ya tiempo todos debatimos, hablamos o nos preguntamos cómo salir de esta crisis. Pero hacemos ese planteamiento como si el objetivo fuese algo que no depende de nosotros mismos en ninguna medida, esperando que algún tipo de azar económico nos vaya a sacar de esta situación ó  como si alguna de las instituciones que nos representan  fuesen capaces de hacer, de repente, lo que hasta ahora no han sabido hacer. Debemos despertar, porque no será así.

Nos gustaría compartir con vosotros nuestra teoría,  salir de la crisis también es cosa nuestra, a través de un modelo de económico colaborativo entre emprendedor y  empresario. Y a éste último van dirigidas las siguientes palabras.

 

A la atención del empresario:

¿Cuántos de vosotros habéis recibido alguna propuesta de un emprendedor y la habéis rechazado sin ni siquiera haberla tomado en cuenta?

Este país cuenta actualmente con la generación de jóvenes mejor formada de toda su historia, que ha tenido que adaptarse a una desoladora situación económica y laboral. Asumiéndola con responsabilidad, parte de ellos han decidido emprender para poder desarrollarse como profesionales, y esto les exige arriesgarlo todo.

Estos profesionales  no te engañarán, porque tienen mucho que perder. Viven una realidad global que les abre la mente y que les permiten adquirir una serie de conocimientos en innovación, difícilmente alcanzables para alguien que vive en una actualidad no actualizada o que trabaja en sectores poco o nada creativos, o sea, estancados.

Apostad por emprendedores que os puedan  ofrecer una visión más actual de vuestro negocio,  por los que os ayuden a  diferenciaros de vuestra competencia, a crecer y a sumergiros en nuevos mercados. Dejad que os lleven hasta donde, sin su ayuda y conocimientos,  jamás habríais podido llegar.

Y aunque casi siempre se está a tiempo de innovar, de apostar por el diseño, y por la creatividad, tenemos que deciros que esta premisa no se cumple en los tiempos que nos toca vivir. O se hace ya, o habremos dejado pasar nuestra oportunidad.

Para terminar, os invito a hacer una última reflexión.  En este momento lo único que nos preocupa es “aguantar” hasta que el temporal amaine, y es comprensible. Pero recordad cómo estabais hace cinco o seis años. Cuando todo esto acabe, vuestro sitio será, con mucha suerte,  el que ocupabais entonces, ¿en realidad es esto lo qué quereis, o preferiríais estar por encima de vuestra competencia? Sólo lo haréis si innováis y apostáis por formar parte de una realidad cambiante en cada momento.

Intentemos eliminar, desde ya mismo, la palabra crisis de vuestra mente y sustituyámosla por el término positivo “oportunidad”. La oportunidad para mejorar, crecer, diferenciarse…, en definitiva, la oportunidad para que nuestro negocio sea más rentable y seguro. No nos engañemos, ese es el objetivo que perseguimos todos. !Unámonos!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *